Pastorales

Nuestro Seminario tiene varias pastorales especializadas

Pastoral Litúrgica

La pastoral litúrgica es todo aquello que ayuda a vivir lo que la celebración litúrgica es e implica para la comunidad cristiana en su conjunto y para la vida de cada cristiano en particular. Se trata, por tanto, de ayudar a que el Pueblo cristiano participe activa, consciente y fructuosamente en las celebraciones litúrgicas. Lo cual tiene muchos niveles: reconocer y vivir todo lo que Jesús hace en nosotros a través de las celebraciones; prepararlas para que lleguen a todos los participantes con con toda su riqueza y calidad, al mismo tiempo que profundamente arraigadas en su vida y en la vida del mundo; potenciar la formación de los creyentes en los conocimientos litúrgicos, bíblicos y teológicos que puedan ayudarles en la vivencia celebrativa; velar para que se realicen los distintos ministerios que corresponden a cada celebración y procurar que se lleven a cabo también con la máxima competencia técnica.

Pastoral Vocacional

La Iglesia nace de la acción evangelizadora de Jesús y los apóstoles, y es enviada a continuar esta misión. Se sabe depositaria de la Buena Noticia que debe ser anunciada, y ella misma envía evangelizadores a cumplir este encargo en medio del mundo. La evangelización pretende generar cristianos adultos que han experimentado el amor de Dios, que viven según Dios, y que por tanto, se plantean su vida como respuesta y testimonio de la fe. Por ello podemos decir que toda la pastoral de la Iglesia es pastoral vocacional, ya que la tarea evangelizadora de la Iglesia está llamada a hacer descubrir a cada creyente su misión, su vocación.

La pastoral vocacional es una tarea de todos los miembros de la Iglesia, que consiste en el servicio al nacimiento, crecimiento y discernimiento de vocaciones; con el fin único de servir más y mejor al mundo, que tanto necesita de la verdad de Cristo. Para ello la pastoral vocacional la hemos de realizar mediante los instrumentos válidos en toda pastoral: la predicación directa y clara del mensaje, la catequesis sistemática y fiel, el testimonio alegre y sincero, la oración confiada al Padre por su Hijo en el Espíritu y a María modelo de toda vocación.

Pastoral Misionera

Dentro de la evangelización, podemos decir, entonces, que la Pastoral Misionera es el servicio evangelizador con el cual se anima y forma misioneramente a los cristianos para que realicen eficazmente su misión local y universal. La evangelización cumple tres tareas al servicio del Reino de Dios: anunciar a Jesucristo único Salvador; formar y ayudar a madurar comunidades cristianas; y realizar una auténtica promoción humana con la vivencia de los valores evangélicos. La pastoral misionera anima y forma el espíritu misionero universal de los cristianos para que realicen eficientemente su misión local y universal. Seguramente por ello, se recuerda a cada Iglesia particular que la animación, formación, comunión y cooperación misioneras han de ocupar el puesto central dentro de la pastoral diocesana. Así mismo, deberá ser prioritario para cada persona y para cada comunidad local. La pastoral misionera se propone dinamizar todo este proceso evangelizador para que se llegue al quinto paso, al compromiso misionero. Con ello el cristiano, que ha estado recibiendo el servicio evangelizador, efectivamente se comprometa y dé testimonio evangelizador, haga el anuncio del Evangelio, acompañe a otros en su conversión y crecimiento de su fe; ayude a madurar eclesialmente su familia y su comunidad; y, sobre todo, trabaje para que los demás también asuman su compromiso misionero y se conviertan en activos evangelizadores.

Pastoral de Empleados

Entendemos la Pastoral de los Empleados como la acción evangelizadora de la Iglesia en el mundo del trabajo, que promueve el desarrollo integral de los trabajadores y trabajadoras, defiende su dignidad y sus derechos, fomenta sus deberes, y los fortalece y acompaña en su compromiso de ser discípulos misioneros de Jesucristo en la construcción de una sociedad justa y solidaria, respondiendo a los desafíos de una realidad compleja y cambiante.

Además, es importante fortalecer la vivencia de una espiritualidad cristiana del trabajo, mediante el acompañamiento y la animación en la realización de retiros, celebración de la Eucaristía, talleres de oración y celebraciones litúrgicas con ocasión de fechas y acontecimientos significativos para los trabajadores. En esta misma línea, es necesario promover y apoyar la formación de sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas, que sean capaces de integrarse a la tarea de evangelización de los trabajadores y trabajadoras.

Centro de Pastoral

El centro de Pastoral SEMAYOR, se encarga de animar la vida cristiana de nuestro Seminario, promoviendo experiencias que impulsen la evangelización en sus tres etapas constitutivas: acción misionera (con los no creyentes o los indiferentes en la fe), acción catequética-iniciatoria (con los que desean fundamentar su fe y vivirla como adultos) y acción pastoral (con los que quieren vivir su vida desde los planteamientos del evangelio). Ayuda a despertar o madurar en la fe a cuantos formamos parte de esta casa de formación, poniendo en relación nuestros conocimientos y capacidades con la concepción cristiana del hombre y de la vida. Favorece el compromiso de cuantos formamos parte de esta comunidad en orden a transformar y mejorar nuestro entorno social. Genera iniciativas pastoral creativas que propician espacios de acompañamiento al pueblo de Dios que se nos ha encargado.

Reproducir vídeo